Inicio
Noticias

ANTECEDENTES

Introducción

La creación de la Universidad Pedagógica Nacional a finales de los años setenta marcó el inicio de un nuevo proceso en el contexto educativo del país: el de la profesionalización del magisterio en servicio, tarea que había sido soslayada ante las necesidades de satisfacer la demanda educativa de la población mediante la preparación y formación inicial de docentes; labor invaluable y meritoria de las Escuelas Normales.

El espíritu universitario e innovador de esta joven institución se refleja en sus tres tareas fundamentales: la docencia, como ejercicio profesional; la investigación, como actividad de búsqueda y mejora permanente; y de la difusión, cómo estrategia de comunicación e intercambio con la comunidad magisterial y con la sociedad en general, para ofrecer, en conjunto, un servicio educativo caracterizado por el nivel profesional de los docentes.

El modelo educativo de la UPN también revela una concepción innovadora en el diseño y puesta en práctica de sus programas de estudio, pues considerando que el trabajo docente se realiza en una multiplicidad de ámbitos económicos, culturales y geográficos, contempla el acceso de todos los maestros de educación básica en servicio, mediante modalidades a distancia, abierta y semiescolarizada; lo que significa que la institución va a la vanguardia en el criterio de inclusión que en los últimos tiempos caracteriza al Sistema Educativo Nacional.

Una de las acciones para atender la demanda de los profesores en servicio del país, consistió en la instalación de Unidades en lugares estratégicos de todas las entidades federativas, una de ellas, la Unidad 192 ó 19B con sede en la ciudad de Guadalupe, N. L. La Unidad 19B, creada en el mes de noviembre de 1981, ha contribuido de manera decisiva en ese proceso de profesionalización que se señalaba al principio.

Hoy, a treinta años de distancia, es importante tomar de referencia a las acciones concretas que han fijado sus bases y su trascendencia, desde el inicio, mediante los programas de licenciatura; su consolidación en el contexto educativo estatal al ofrecer estudios de posgrado; y su prospectiva, como institución formadora y actualizadora de docentes cuyo campo de acción se ve enfrentado por los retos que impone una sociedad en constante y vertiginoso cambio.

Inicios

La adecuación de una antigua construcción en la calle Monterrey, de la colonia Libertad del municipio de Guadalupe, N. L., fue el punto de partida para ofrecer a los profesores en servicio los estudios de Licenciatura en Educación, plan 79 (LEB'79) en las modalidades abierta y a distancia.

El plan de estudios LEB'79 estaba conformado por tres áreas: formación básica, concentración profesional e integración vertical. Los cursos de la primera de estas áreas se referían a conocimientos básicos de redacción, matemáticas, sociedad mexicana e historia de las ideas; el área de concentración profesional incluía cursos de carácter pedagógico: el niño, aprendizaje y desarrollo, análisis pedagógico y criterios de evaluación, entre otros; el área de investigación vertical la formaban cursos como estadística, metodología de la investigación y política educativa, por mencionar sólo algunos.

Los materiales de estudio para cada uno de los cursos se diseñaron de tal manera que proporcionaran el autoestudio por parte de los alumnos inscritos; además de la lectura de los contenidos, se incluían actividades al final de cada unidad, ejercicios de autoevaluación y cuadernos de evaluación formativa que permitían a los estudiantes observar los avances y dificultades en su proceso de formación.

Las modalidades abierta y a distancia de este plan de estudios fueron factores determinantes para conseguir el acceso y tránsito de los profesores hacia la obtención de su licenciatura, independiente del lugar en el que desarrollaran su práctica.

El fuerte auge de la educación preescolar en la década de los ochenta y los requerimientos de formación más actualizada, tanto para los docentes de este nivel, como para los de educación primaria, permitió ofrecer a los profesores una nueva opción para cursar sus estudios: la licenciatura en educación preescolar y en educación primaria, LEPEP 85 en modalidad semiescolarizada.

El plan de estudios de esta licenciatura se estructuró en dos áreas de formación: la básica, en los primeros cinco semestres, y la terminal, en los últimos tres. El área básica incluía los ejes de metodología de la investigación, pedagógico y social; el área terminar comprendía los campos de sociedad y trabajo, naturaleza y lenguajes. En estos últimos se trabajaban propuestas pedagógicas correspondientes a cada uno de los campos. Las propuestas constituían la parte central de los cursos, al final se seleccionaba una de ellas para el examen de titulación.

Un rasgo distintivo de esta licenciatura era su sustento teórico, enmarcado en las corrientes cognitivas del aprendizaje: psicogenética, sociocultural y aprendizaje significativo; fueron orientaciones que vinieron a revolucionar las tradicionales concepciones acerca de dos de los procesos determinantes en la escuela: la enseñanza y el aprendizaje.

Un principio básico de esta licenciatura fue que los profesores-alumnos analizaran y reflexionaran sobre su práctica cotidiana para proponer alternativas pedagógicas congruentes con el desarrollo intelectual de los niños. La función de la escuela se transformó de ser una mera transmisora de conocimientos hacia su adquisición activa por parte de los alumnos de preescolar y de primaria.

TALLER 'FORMALIZACIÓN
DEL DOCUMENTO
RECEPCIONAL'

Se convoca a los egresados de la Maestría en Educación Básica a la sesión informativa sobre el Taller el sábado 24 de septiembre a las 11 hrs.

TALLER DE TITULACIÓN

Consulta aquí los requisitos para iniciar el 24 de septiembre.

FacebookTwitterYouTube
eva
Correo Docentes
Correo Alumnos

Derechos Reservados © 2016

UPN Ajusco SEP IIIEPE SE NL